Publicidad:
La Coctelera

KISSING YOU

CONCHA MARINA

Príapo:
              Eres taza de espuma azul,
concha marina,
alga abierta en la arena,
paraíso de sal de las mujeres
secreto erizo que en la mar trasmina.
Golfo nocturno, ábrete a mí, bañadas
del más cálido aliento tus riberas.
Sabes a mosto submarino, a olas
en vivientes moluscos despeñadas,
a tajamares, soles de escolleras
ya rumor de perdidas caracolas.
Sabes también...

 

Rafael Alberti

(Díalogo  entre Venus y Príamo)

REFLEXIONES DE ROMEO

Estuve tanto tiempo lejos y ahora quiero regresar
ja! que tonto pensamiento por mi cabeza acaba de pasar
crei que responderias diciendo lo que quiero escuchar
pensé que me dirias que Julieta a Romeo nunca dejó de amar

es un lindo sueño y me aferro a él con mucho empeño
aunque Romeo tal vez ya no sea el dueño
ni de Julieta ni de su corazón trigueño

Aunque verla me trajo ilusión
haciendome tener esa vision
puedo seguir amandola con pasión
y decirle que suyos son
éste Romeo y su corazón

me tomó mucho tiempo decidir escribirte
hay tanto que quiero decirte...
quiero a mi lado sentirte
quiero a los ojos mirarte
y decirte TE AMO ...
lo dije y no me arrepiento

Dios sabe que a mi Julieta no miento
deseo que me quiera como otoño al viento
y poder aliviar asi éste sufrimiento..

Debo ser positivo y seguir intentando
que Julieta de éstas palabras se vaya enamorando
y asi poco a poco mi corazón se alegrará cantando
TE AMO JULIETA... TE AMO NO SABES CUANTO

Debo recuperar el amor perdido hace un par de años
quiero ésta vez querer a mi Julieta sin hacerle daño
sé que traigo problemas pero no lo puedo evitar
ya que a mi Julieta nunca jamás dejaré de amar...

INVENTA LA TARDE LA FIESTA CONVULSA DE LAS SOMBRAS

 

 

Inventa la tarde la fiesta convulsa de las sombras.
En los charcos de luz taconea lascivo el tiempo.
Geometría de sol. La calle, incensario de rumores,
-cómplice piel de granito que flagelan tus pisadas-.

La hora es alta y rayada de serenos eslabones.

Te vistes con la desnudez de todos los espejos,
sin más abrigo que un festín de claridades.

Limpia de ligaduras, me arrojo por la escalera de tus ojos.
En mis párpados madura un motín de encrucijadas.

De "La lealtad del espejo" 1993

Beatriz Hernanz

LA MUERTE ROSA

Los pulpos alados guiarán por última vez la barca cuyas
                velas están hechas de ese solo día hora a hora
Es la velada única tras la cual sentirás subir por tus cabellos
                 el sol blanco y negro
De los calabozos rezumará un licor más fuerte que la muerte
Cuando se la contempla desde lo alto de un precipicio
Los cometas se pOsarán suavemente en los bosques antes
                 de fulminarlos
Y todo pasará dentro del amor indivisible

 

Si el motivo de los ríos nunca desaparece
Antes de que sea completamente de noche observarás
La gran pausa de la plata
Sobre un pescador en flor aparecerán las manos
Que escribieron estos versos y que serán husos de plata también
Y también golondrinas de plata sobre el oficio de la lluvia
Verás el horizonte abrirse y de pronto habrá acabado el
                  beso del espacio
Pero el miedo ya no existirá más y los cristales del cielo y del mar
Volarán por el viento con más fuerza que nosotros
Qué haré yo con el temblor de tu voz
Sonríe danzarina alrededor del único lustro que no caerá
Trampa del tiempo
Subiré los corazones de los hombres
Para una suprema lapidación
Mi hambre dará vueltas como un diamante demasiado tallado
Trenzará los cabellos de su hijo el fuego
Silencio y vida
Pero los nombres de los amantes se olvidarán
Como la adónica gota de sangre
En la luz enloquecida
Mañana engañarás a tu propia juventud
A tu gran juventud luciérnaga
Los ecos solos harán moldes de todos los lugares que existieron
Y en la infinita vegetación transparente
Te pasearás con la celeridad
Que se pide a los animales de los bosques
Acaso te desgranes entre mis despojos
Sin verlos lo mismo que uno se arroja sobre un arma fluctante
Pero yo perteneceré al vacío semejante a los Peldaños
De una escalera cuyo movimiento se llama muy penoso
Para ti los perfumes desde entonces los perfumes prohibidos
Lo angélico
Bajo el musgo esponjoso y bajo tus pasos que no existen
Mis sueños serán vanos y formales como el rumor de los
                  párpados del agua en la sombra
Me introduciré en los tuyos para sondear la profundidad
                  de tus lágrimas
Mis llamadas te dejarán dulcemente vacilante
Y en el tren hecho de tortugas de hielo
No tendrás que tirar de la señal de alarma
Llegarás sola a esta playa perdida
Donde una estrella descenderá sobre tus equipajes de arena

 

André Breton

ROSAS ROJAS

GACELA DEL AMOR IMPREVISTO

 I

GACELA DEL AMOR IMPREVISTO

Nadie comprendía el perfume
de la oscura magnolia de tu vientre.
Nadie sabía que martirizabas
un colibrí de amor entre los dientes.

Mil caballitos persas se dormían
en la plaza con luna de tu frente,
mientras que yo enlazaba cuatro noches
tu cintura, enemiga de la nieve.

Entre yeso y jazmines, tu mirada
era un pálido ramo de simientes.
Yo busqué, para darte, por mi pecho
las letras de marfil que dicen siempre,

siempre, siempre: jardín de mi agonía,
tu cuerpo fugitivo para siempre,
la sangre de tus venas en mi boca,
tu boca ya sin luz para mi muerte.

FEDERICO GARCIA LORCA

(del Diván del Tamarit).

 

NOCHE

 

¡Obscena noche, noche de flores, noche de estertores, noche embriagadora, noche apagada cuya mano es una cometa abyecta sujeta por todos los lados con hilos negros, hilos vergonzosos!

André Breton